0

Mattis visita Irak tras el comienzo de la ofensiva final sobre oeste de Mosul

20 feb 2017
11h05
  • separator
  • comentarios

El secretario de Defensa de EEUU, James Mattis, realiza hoy una visita sorpresa a Bagdad que coincide con el inicio anunciado ayer de la ofensiva para expulsar definitivamente al grupo terrorista Estado Islámico (EI) de la mitad occidental de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.

A su llegada a la capital iraquí, Mattis aseguró que Estados Unidos no está en Irak para "apropiarse del petróleo de nadie", según la agencia de noticias iraquí NINA.

"Creo que cada uno de nosotros en EEUU ha pagado a cambio del petróleo y gas (que consume), y estoy seguro que vamos a seguir haciéndolo en el futuro", añadió, según NINA.

El secretario acudió a Irak por primera vez desde que asumió el cargo en la Administración del presidente Donald Trump, el cual ha tensado las relaciones con los aliados en Bagdad tras prohibir temporalmente el pasado enero la entrada en EEUU de los ciudadanos iraquíes y de otros seis países de mayoría musulmana.

El general retirado estadounidense retirado, que llegó a la capital emiratí, Abu Dabi, en su primer viaje por Oriente Medio el pasado 18 de febrero, aseveró hoy en Bagdad que la guerra contra el grupo terrorista será "larga" y que las fuerzas estadounidenses se mantendrán en Irak por un tiempo para apoyar a las tropas iraquíes en esta contienda.

"Nosotros sabemos que la guerra será larga con este enemigo", aseguró el secretario de Defensa en una rueda de prensa celebrada en la embajada estadounidense en Irak.

Afirmó igualmente que "el ejército iraquí tiene hoy grandes habilidades militares y que el pueblo iraquí ha empezado a entender la importancia de hacer frente al EI".

En palabras de Mattis, el ejército y los civiles, así como sus líderes políticos, "ahora ven lo importante que es la existencia de la coalición internacional", que tiene como objetivo luchar contra los yihadistas.

En este sentido, subrayó que el control del EI durante estos dos últimos años sobre "la mitad de Irak no ha debilitado la fuerza de este país, sino al revés, ya que aumentó la cooperación entre sus componentes y la insistencia de todos para luchar" contra los radicales.

Adujo también que han empezado a ver cómo "el ejército kurdo 'peshmerga' lucha junto a las fuerzas iraquíes en muchos de los combates, algo que no había pasado antes".

Por otro lado, el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, reiteró en una reunión con Mattis que no hay fuerzas extranjeras terrestres luchando en el país, sino solo asesores, según un comunicado de su oficina ministerial.

No obstante, sobre el terreno están presentes un número de soldados estadounidenses, que no ocultan su permanencia entre las fuerzas especiales iraquíes, tal y como pudo constatar recientemente Efe.

Asimismo, apuntó que es importante que EEUU siga apoyando a Irak, que se encuentra "en un momento crucial para liberar nuestras ciudades" del grupo yihadista.

El Ministerio de Defensa de Irak, por su parte, indicó que el titular estadounidense se reunió también con su homólogo iraquí, Erfan al Haiali, y le felicitó por las victorias conseguidas en las ofensivas para expulsar a los yihadistas.

En un comunicado, Mattis alabó la "profesionalidad" del ejército de Irak y su participación en "violentos enfrentamientos para liberar ciudades" con civiles.

Washington presta apoyo a las autoridades iraquíes en su lucha contra los yihadistas y está participando en la campaña de Mosul desde su arranque en octubre de 2016.

El Pentágono ha desplegado a numerosos asesores militares, cuyo apoyo se considera que ha sido fundamental en las últimas victorias de las fuerzas iraquíes frente a los extremistas en Mosul.

Además, EEUU lidera la coalición internacional que bombardea al EI en Irak y en Siria y que está desempeñando un papel destacado en la ofensiva de Mosul, donde ofrece cobertura aérea a las fuerzas terrestres.

Hoy mismo, la alianza bombardeó varios objetivos de los radicales en el oeste de Mosul, causando la muerte y heridas a 64 yihadistas, dijo a Efe el comandante de las operaciones para la liberación de la provincia de Nínive, de la que Mosul es capital, Nayem Abdalá al Yaburi.

Los bombardeos tuvieron como objetivo un edificio del barrio de Al Shifá en el que se hospedaban los radicales y que quedó completamente destruido.

Al Yaburi añadió que el EI no pudo rescatar a sus combatientes de debajo de los escombros debido a los continuos bombardeos, que han sido intensos desde el día de ayer, tras el comienzo de la nueva fase de las operaciones militares.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad