2 eventos en vivo

Temer convoca reunión para analizar el impacto de la adulteración de carne

18 mar 2017
12h35
  • separator
  • comentarios

El presidente brasileño, Michel Temer, se reunirá mañana con su ministro de Agricultura, Blairo Maggi, y empresarios del sector alimenticio, para analizar el impacto que pudiera tener el escándalo de adulteración de carne en el país.

Fuentes oficiales dijeron hoy a Efe que la reunión será la tarde de este domingo y que la intención es establecer "estrategias" para minimizar la posible pérdida de mercados externos que puede acarrear el descubrimiento de una mafia que actuaba en el mercado cárnico nacional.

Esa mafia fue desbaratada este viernes y, según dijo la Policía, estaba integrada por agentes públicos y directivos de empresas que adulteraban carnes ya vencidas y las remitían a los mercados, tanto local como externos.

Esas prácticas implicaban el uso de químicos para mejorar el aspecto de las carnes, la falsificación de etiquetas con la fecha de validad o la utilización de alimentos no adecuados para el consumo en la elaboración de embutidos, entre muchas otras irregularidades.

Por ese asunto han sido suspendidos 33 fiscales del Ministerio de Agricultura y han sido detenidos en forma preventiva una veintena de directivos de empresas y fiscales del área de vigilancia sanitaria.

Según datos oficiales, Brasil es el mayor exportador mundial de carne bovina y de pollo, el cuarto en el segmento de cerdos, y las ventas externas de esos tres sectores representaron el año pasado el 7,2 % de ese comercio, con un 11.600 millones de dólares.

El Gobierno ha admitido que el escándalo puede repercutir en los mercados externos y, de hecho, ya la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, dos de los grandes compradores de carnes brasileñas, han demandado explicaciones sobre el caso.

Para intentar minimizar el impacto, el Ministerio de Agricultura reforzó hoy los controles e inspecciones a empresas alimenticias, así como a supermercados y frigoríficos.

Fiscales de la sanidad alimentaria recorrieron las instalaciones de una treintena de empresas que son blanco de una investigación de la Policía y al menos tres procesadoras de carnes fueron clausuradas este sábado, debido a que no se ajustaban a las normas de sanidad vigentes.

"Ese problema afecta y afectará a todos. No sé cuáles serán las consecuencias, pero vamos a tener problemas", dijo el ministro de Agricultura, Blairo Maggi, poderoso empresario del sector agrícola.

El ministro admitió hoy que el asunto "daña la imagen" de Brasil, pero subrayó que en el país hay 4.000 empresas cárnicas y que pese a que algunas de las mayores son sospechosas, solo una treintena está bajo investigación.

Aun así, reconoció que "cuando una se corrompe, lamentablemente el país entero paga la cuenta. Y no sólo por los productores o la imagen externa, sino también por la desconfianza que se genera en el consumidor interno".EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad