Mundo

publicidad
14 de febrero de 2014 • 08:25

¿Quiénes son las víctimas de las protestas en Venezuela?

 

Leonardo Blanco, uno de los heridos tras las protestas contra el gobierno del 12 de febrero en Caracas, casi no puede respirar y suda del esfuerzo para poder hablar.

La bala que recibió en el abdomen el martes -según le dice a BBC Mundo en su habitación compartida del Hospital Clínico de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas- le quitó un riñón y tiene su columna vertebral en peligro.

Sin embargo, el mesero de 41 años no duda al afirmar: "Yo solo quiero que no me duela más para poder volver a salir a protestar".

Blanco vive en Maracay, a unos 100 kilómetros al oeste de Caracas, y tras dos horas de trayecto en bus vino a la manifestación que estudiantes y miembros de la oposición convocaron para protestar en contra de la crisis económica y la inseguridad que azotan al país gobernado por Nicolás Maduro.

Como él hay 65 heridos más, según la fiscal general de la nación, Luisa Ortega Díaz, quien también aseguró que hay 69 detenidos tras las manifestaciones que dejaron tres muertos.

No obstante, organizaciones no gubernamentales creen que hubo muchos más lesionados y, según el Foro Penal de Venezuela, al menos 129 personas fueron arrestadas por las autoridades.

Confinados a las redes sociales

El Foro Penal es uno de los numerosos colectivos que, en situaciones como la que vive ahora Venezuela, conectan a una red de abogados y voluntarios en todo el país para verificar quiénes son los detenidos y publicar sus nombres en las redes sociales.

"A falta de información de los medios y las instancias oficiales, Twitter se ha vuelto la única forma de informarnos de los detenidos y así me enteré que mi hermano estaba detenido en Chacao", le dijo a BBC Mundo una mujer que esperaba al frente de los tribunales del Ministerio de Justicia por la situación de su familiar.

Uno de los miembros del Foro Penal, el abogado Gonzalo Himiob, le describió a BBC Mundo el grupo como un colectivo de más de 200 "abogados de calle" que les presta "asistencia legal a quienes no pueden contar con el sistema judicial venezolano, que muchos consideran ineficiente o políticamente parcializado".

Twitter, ciertamente, ha sido un protagonista esencial de las protestas: ahí se comparten las versiones que los medios de comunicación considerados cercanos al gobierno no difunden, las cuales implican muchas veces el estado de los damnificados.

De hecho, los familiares de uno de los tres muertos, Bassil Dacosta, aseguraron que se enteraron por esa red social de la muerte del joven de 24 años.

¿Permiso para marchar?

Entre esa información están las listas de los detenidos y los lugares del país donde se encuentran.

Del total de los detenidos, este miércoles fueron liberados 54 personas que, según Himiob, fueron arrestados bajos cargos "extraños" como "delito que está por determinarse" y "quemar bolsas en el Parque Carabobo".

Aunque protestar es una garantía de la Constitución venezolana, muchos han acusado al gobierno de violar tal derecho.

El mismo Maduro dijo el martes tras las protestas que "el que quiera marchar en Venezuela debe pedir permiso". Si no, aseguró, habrá detenciones.

El gobierno acusa a la oposición de tratar de conspirar en su contra y sostiene que grupos de inflitrados, así como "fascitas de la derecha venezolana", fueron los responsables de los incidentes de violencia en las manifestaciones.

En medio del caos murió el activista pro gubernamental Juan Montoya, a quien Maduro conocía personalmente. Aún no es claro por qué el hombre de 40 años participó en la movilización de la oposición, aunque el gobierno asume que estaba para apoyar la gestión del presidente venezolano y dice que fue "asesinado vilmente por el fascismo".

Los tres muertos

La mayoría de las personas arrestadas en las protestas fueron estudiantes, uno de los cuales estaba en la sede del barrio de Chacao del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CISPC) cuando BBC Mundo visitó esa unidad policial.

Su madre, quien pidió no revelar su identidad, dijo que estaba en buenas condiciones después de que le permitieron darle las pastillas que necesitaba para mantenerse saludable.

Al joven, que según reportes extraoficiales lo acompañan siete detenidos más, lo arrestaron en el mismo lugar de este barrio del este de Caracas, de mayoría opositora, donde resultó muerto Robert Redman y el miércoles se realizaron las más recientes protestas antigubernamentales.

Redman se convirtió en una suerte de símbolo para los manifestantes, porque su cara apareció en varias de las fotos que se compartieron en las redes sociales y él aparecía ayudando a los heridos, con una bandera de Venezuela de tapabocas.

El miércoles, sus amigos, un artista plástico y varios estudiantes más le hicieron un sentido homenaje en la esquina donde le dispararon.

Según dirigentes de la oposición, la muerte de Redman y Dacosta fue responsabilidad de colectivos armados considerados cercanos al gobierno que se infiltraron en las protestas para generar violencia.

Y el presidente Maduro asegura que Dacosta y Montoya, opositor y chavista respectivamente, fueron asesinados con la misma arma.

Nicolás Yanes, un joven de 20 años que recibió una bala en la pierna y se encuentra estable en la clínica Sanatatrix del barrio Campo Alegre, comparte la apreciación de los opositores, según la cual las muertes fueron ocasionadas por infiltrados chavistas que buscaban sabotear la marcha.

En entrevista con BBC Mundo, dijo: "Me dispararon motorizados (motociclistas) encapuchados y vestidos de rojo después de que una barricada de la policía se abrió de repente".

Según él, "los motorizados no habrían podido entrar a la protesta sin la complicidad de la policía".

Siga al corresponsal de Venezuela por Twitter:

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).