publicidad
25 de octubre de 2012 • 14:17

Huracán Sandy arrasa en Bahamas y avanza hacia EEUU tras devastar Cuba

 

El huracán Sandy, de categoría dos, atravesaba el jueves Bahamas después de devastar de sur a norte la zona oriental de Cuba y mientras amenazaba a los residentes y turistas de Florida -sur de Estados Unidos-, con fuertes lluvias y vientos, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Con vientos máximos sostenidos de 165 km/h y ráfagas más fuertes, Sandy se encontraba el jueves en la tarde a 40 km al este de la isla Gran Exuma y a 200 km al sureste de Eleuthera, ambas parte de los archipiélagos de las Bahamas, indicó el boletín de las 18H00 GMT del CNH, con sede en Miami.

El ciclón se desplazaba hacia el norte a 32 km/h tras cruzar Cuba de sur a norte durante la madrugada del jueves como huracán categoría dos, de un máximo de cinco en la escala de Saffir-Simpson.

En las Bahamas, Sandy forzó el cierre de escuelas, oficinas oficiales y aeropuertos.

"Se le ha pedido a los negocios, incluidos los bancos, que permanezcan cerrados el jueves y el viernes", dijo el primer ministro de Bahamas Perry Christie, según citas del diario local The Guardian Nassau.

En Cuba, Sandy dejó cientos de casas dañadas, cultivos anegados, árboles derribados y otros perjuicios con sus copiosas lluvias y vientos de hasta 165 km/h, sin reportes de víctimas, según los medios locales.

"Se pronostica algo de debilitamiento durante las próximas 48 horas pero se espera que Sandy permanezca como huracán mientras se mueve por las Bahamas", precisó el reporte meteorológico estadounidense.

"El centro de Sandy continuará desplazándose hacia el centro de Bahamas hoy (jueves) y esta noche y se moverá al noroeste el viernes", agregó el CNH.

Este nuevo fenómeno meteorológico puso a las autoridades de Florida en alerta de condiciones de tormenta tropical y obligó a las autoridades estatales a advertir a las ciudadanía sobre fuertes marejadas, lluvias y vientos que azotarán en las próximas horas el estado del sur de Estados Unidos, que está justo al frente de las Bahamas.

"Los residentes y visitantes en las zonas de vigilancia y advertencia deberían prepararse para el impacto tan pronto como sea posible, con un plan de emergencia y suministros", dijo el director de la División de Gestión de Emergencias de Florida, Bryan Koon.

Junto con el gobernador de Florida, Rick Scott, Koon recomendó a la población seguir las instrucciones de las autoridades y mantenerse atentos a través de los medios sobre el desarrollo del huracán Sandy.

En el condado de Palm Beach, Miami Dade y Broward, sur de Florida, las escuelas decidieron suspender más temprano sus clases el jueves y cerrar los planteles el viernes.

Pese al mal tiempo en Miami, los vuelos internacionales desde el aeropuerto principal del estado se mantienen, aunque se suspendieron algunos que tenían como destino o provenían de Bahamas, Jamaica y otras islas del Caribe.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.