publicidad
27 de marzo de 2013 • 03:50

Muere un presunto terrorista tras una persecución policial en Bélgica

 

Un presunto terrorista murió anoche en Bélgica durante una persecución policial en coche cuando trataba de escapar por la autopista Bruselas-Lille (Francia), informaron las autoridades belgas, que señalaron que el sospechoso almacenaba armas y explosivos en su domicilio.

El presunto terrorista era de nacionalidad argelina, tenía 30 años y respondía a las iniciales H.B, explicó el portavoz de la Fiscalía federal de Bélgica, Wenke Roggen.

El diario Le Soir identifica hoy al presunto terrorista como Hakim Benlagdhem, quien nació en la ciudad francesa de Nancy en 1973 y vivía en Bélgica desde hace unos tres años, y señala que en 2012 fue interrogado en dos ocasiones.

La Fiscalía ordenó su detención el martes al considerar que había indicios de que planeaba "un hecho punible", aunque no dio más detalles del mismo.

Según publican el diario belga "Le Soir" y la radiotelevisión pública francófona RTBF, las autoridades de este país vigilaron al sospechoso tras recibir en 2012 dos informes del servicio nacional de inteligencia francés (DCRI), que apuntaban a que H.B pertenecía a una asociación con fines terroristas.

La policía encontró material militar durante un registro de su domicilio de Anderlecht (sur de Bruselas), en particular mirillas para fusiles de larga distancia, equipamiento antibalas, municiones y explosivos.

Asimismo, había indicios de su implicación en un robo con violencia acaecido en un restaurante de la misma localidad, en el que se sustrajeron ocho armas de fuego y una persona resultó herida de dos disparos.

Las autoridades belgas han abierto otra investigación sobre las circunstancias de la persecución en la que el sospechoso resultó muerto.

Según la Fiscalía, que encargó su detención a una unidad policial, dos vehículos de policía comenzaron a seguir al sospechoso en la tarde del martes mientras este circulaba por la autopista A8 Bruselas-Lille en un todoterreno con matrícula francesa.

Los agentes pidieron varias veces al sospechoso que se detuviera, pero éste respondió maniobrando con el todoterreno para deshacerse los vehículos policiales, y a continuación esgrimió un arma y disparó contra los mismos.

Los agentes abrieron fuego contra el vehículo, alcanzaron el parabrisas hasta en ocho ocasiones e hirieron de muerte al sospechoso, mientras que ninguno de los policías resultó herido.

Las autoridades detuvieron asimismo a una mujer en Anderlecht por su posible relación con el caso, sobre el que -dijeron- se darán a conocer más detalles próximamente.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.