0

Muere en ayuno otro disidente cubano

19 ene 2012
23h33
actualizado a las 23h33
  • separator
  • comentarios

El disidente cubano Wilmar Villar Mendoza, de 31 años, murió ayer luego de permanecer en huelga de hambre desde el pasado noviembre, en la cárcel donde cumplía condena de cuatro años, informaron fuentes de la Oposición.

"Wilmar Villar Mendoza murió sobre las 6:45 de la tarde de este jueves (ayer) en el Hospital Clínico Quirúrgico de la ciudad oriental de Santiago de Cuba", precisó a REFORMA Elizardo Sánchez, fundador y vocero de la Comisión Cubana de Derechos Humanos.

"Y falleció tras dos meses de huelga de hambre en la prisión donde cumplía una condena de cuatro años, que él y nosotros consideramos injusta y desproporcionada", añadió el activista.

De acuerdo con la fuente, Villar fue procesado en juicio sumarísimo, sin tiempo para preparar su defensa, bajo cargos de "desacato desobediencia y atentado" y sin ninguna garantía procesal, lo condenaron y encarcelaron en una prisión de alta seguridad en Aguadores, suburbio sur de la oriental Santiago de Cuba.

"Consideramos que el Gobierno de Cuba es completamente responsable de esta muerte desde el punto de vista moral, político y jurídico por esta nueva muerte evitable de una persona que además de ser opositor estaba bajo custodia del Estado", declaró Sánchez.

"A Wilmar lo internaron de inmediato en una celda de máximo castigo y aislamiento. Dormía en el suelo, con la humedad y el frío de estas ultimas semanas, y sin comer enfermó de neumonía", añadió.

En septiembre, Wilmar Villar se incorporó al grupo opositor llamado Unión Patriótica de Cuba, creado meses antes con grupúsculos de diversas tendencias y dirigido por el ex preso político José Daniel Ferrer García.

Encarcelado el 12 de noviembre, Villar comenzó el 24 de ese mes una huelga de hambre radical en protesta por la sentencia de cuatro años de prisión a causa de sus actividades políticas pacíficas.

Al cierre de esta edición, fuentes de la disidencia que hablaron en Santiago de Cuba con la esposa del opositor fallecido, Maritza Pelegrino, integrante de las Damas de Blanco, dijeron a REFORMA que, hasta donde sabían, el último parte médico señalaba que el disidente había entrado en coma tras una neumonía, con infección en los riñones, fiebre alta y dolor.

Se trata del segundo preso político que muere en huelga de hambre desde febrero de 2010, cuando, tras un ayuno de 85 días, falleció en un hospital de La Habana Orlando Zapata, de 42 años, considerado "prisionero de conciencia" por la organización de derechos humanos Amnistía Internacional.

ASÍ LO DIJO

"La muerte de Wilmar es una prueba elocuente de que el Gobierno de Cuba tomó de nuevo una decisión inhumana e irresponsable con un preso político en huelga de hambre".

Elizardo Sánchez, Presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos.

 Reforma - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad