Europa

publicidad
18 de junio de 2013 • 14:50

México defiende en el G8 la transparencia fiscal y el libre comercio

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo hoy que compartió con los líderes del G8 reunidos en Irlanda el Norte la necesidad de avanzar en materia de transparencia fiscal y de profundizar en las alianzas de libre comercio.

Al término de la reunión del grupo de los países más industrializados más Rusia, a la que México acudió como invitado especial, Peña Nieto se trasladó a Londres, donde explicó a los medios que la cumbre "ha sido una oportunidad para continuar exponiendo ante el mundo lo que México está haciendo".

El mandatario participó en un almuerzo en el que también estuvieron presentes el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el primer ministro británico, David Cameron; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y el presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, entre otros.

En ese encuentro, Peña Nieto sostuvo que México "está a favor de que los impuestos sean más justos y más eficientes" y resaltó su interés en participar en un mecanismo multilateral para intercambiar información fiscal con el Reino Unido, España, Alemania, Italia y Francia.

"Compartimos el interés por participar en una iniciativa de intercambio automático de información", dijo el presidente mexicano, un paso "en congruencia con el acuerdo que ya se ha celebrado con Estados Unidos, con quien se dará el primer intercambio de información en 2014", apuntó.

El presidente de México hizo hincapié en que su país considera que "a través del libre comercio se puede lograr un mayor crecimiento económico y mayor desarrollo social".

Peña Nieto expuso a los líderes del G8 "el cambio que ha vivido México" desde que en la década de los 80 "el 67 por ciento de los ingresos por exportaciones del país provenía del petróleo", mientras que las manufacturas suponían el 22 por ciento.

Tras firmar en los años 90 "doce tratados de libre comercio que dieron acceso a 44 mercados consumidores", México "pudo cambiar esas cifras y hoy el 14 por ciento de los ingresos por exportaciones es del petróleo y el 81 por ciento de manufacturas", precisó.

"Vale la pena señalar que el 60 por ciento del Producto Interior Bruto está en el comercio que hace México con el mundo. Esa es la importancia que tiene para nosotros el comercio, por eso somos uno de los países más abiertos" en ese sentido, afirmó Peña Nieto.

El presidente mexicano indicó, además, que su Gobierno se adhiere a la declaración conjunta que firmaron hoy los miembros del Grupo de los Ocho en Irlanda del Norte.

Peña Nieto destacó cuatro puntos de ese documento, entre ellos los que instan a las autoridades fiscales a compartir la información necesaria para combatir la evasión fiscal y a las empresas multinacionales a ser transparentes en cuanto a qué impuestos pagan y dónde lo hacen.

También resaltó el acuerdo relativo a los "recaudadores de impuestos y encargados de hacer cumplir la ley", subrayó, que deben poder obtener fácilmente información sobre los "verdaderos dueños" de las compañías, así como el punto en el que se hace hincapié en que los países en desarrollo han de "tener capacidad de recaudar los impuestos que les adeudan".

"Tenemos plena coincidencia con estos temas que están en la declaración conjunta", afirmó el presidente, quien señaló que su participación en la cumbre del G8 fue "una oportunidad importante para compartir con los países miembros lo que México está viviendo".

La cumbre, según Peña Nieto, fue una ocasión para "asumir claramente lo que señala una de las cinco grandes metas nacionales" que su Gobierno "se ha propuesto": "Asumir nuestra responsabilidad global y ser parte de los esfuerzos conjuntos que los países del mundo deben hacer".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.