Mundo

publicidad
19 de noviembre de 2012 • 20:23

Dan cayos a Colombia pero le quitan mar

El máximo órgano judicial de la ONU otorgó a Colombia y no a Nicaragua la soberanía de una serie de cayos del archipiélago de San Andrés, una zona del mar Caribe rica en recursos energéticos y pesca, al tiempo que definió la nueva frontera marítima entre los dos países.

"Colombia y no Nicaragua tiene la soberanía de los cayos Albuquerque, Este Sudeste, Roncador, Serrana, Quitasueño, Serranilla y Bajonuevo", declaró el presidente de la Corte Internacional de Justicia, Peter Tomka, al dar lectura a un fallo que va acompañado de cinco mapas que trazan la nueva frontera marina.

Sin embargo, con el fallo Colombia perdió agua, pues el tribunal extendió hacia el oriente la soberanía marítima de Nicaragua fijando de manera definitiva las coordenadas náuticas.

El fallo de La Haya se basa en que Colombia presentó evidencias suficientes de que ejerció durante decenios autoridad soberana en esos cayos, realizando trabajos públicos, actividades navales, operaciones de búsqueda, rescate y diplomáticas; y sin la oposición de Nicaragua.

"Las evidencia que Colombia ha proporcionado para tipificar los actos de administración realizados respecto a las islas contrastan con la ausencia de pruebas de que Nicaragua actuaba como soberano", establece el fallo.

Por su parte, el Presidente colombiano, Juan Manuel Santos, criticó ayer parte del fallo de la Corte y no descarto recurrir a instancias legales para defender los derechos de su país en el área disputada de mar.

"Colombia --representada por su Jefe de Estado-- rechaza enfáticamente ese aspecto del fallo que la Corte ha proferido en el día de hoy (la extensión de la soberanía marítima de Nicaragua). Por esto, no vamos a descartar ningún recurso o mecanismo que nos conceda el derecho internacional para defender nuestros derechos", dijo Santos en una alocución donde también celebró la ratificación de los cayos como parte de su nación.

En declaraciones a la prensa en La Haya, el ex Ministro de exteriores, Julio Londoño Paredes, jefe del equipo que defendió a Colombia ante el tribunal, se congratuló por un resultado que ratifica la soberanía sobre siete cayos, incluyendo el de Quitasueño, que había reclamado Nicaragua.

Sin embargo, mostró reservas sobre los nuevos límites marítimos, asegurando que el fallo requiere un análisis detallado para conocer la magnitud del impacto por la pérdida de una porción de mar.

Por su parte, el Embajador de Nicaragua en Holanda, Carlos José Argüello, destacó la importancia que tiene para su país el trazado de los nuevos espacios marinos ricos en recursos pesqueros y petroleros.

La Corte consideró que el fallo sería equitativo prolongando la línea fronteriza a lo largo de los paralelos hasta el límite de 200 millas marinas medidas a partir de la costa de Nicaragua.

Con la decisión, los 15 jueces del tribunal, entre los que se encuentra el mexicano Bernardo Sepúlveda Amor, ponen fin a décadas de un conflicto creado por la delimitación de la frontera marítima y la soberanía de media docena de islotes localizados a 775 kilómetros de la costa colombiana y 230 de la nicaragüense.

En diciembre de 2001, tras una demanda presentada por Nicaragua, las partes acudieron a La Haya para resolver sus diferencias y seis años más tarde el tribunal concedería la soberanía de Bogotá sobre tres islas (San Andrés, Providencia y Santa Catalina), pero dejó pendiente la solución sobre el contencioso de la delimitación marítima entre los dos países y el destino de los cayos.

Las sentencias de la Corte Internacional de Justicia de La Haya son órdenes inapelables.

TABLA

Pelea de antaño

La disputa por aguas e islas del mar Caribe entre Colombia y Nicaragua se remonta a los años 20 del siglo pasado.

1928

Nicaragua cede a Colombia las islas San Andrés y Providencia tras la firma del tratado de Bárcenas-Meneses Esguerra.

1933

Se ratifica el tratado de de Bárcenas-Meneses Esguerra.

1969

Colombia pretendió establecer su límite marítimo con Nicaragua en el meridiano 82, que Managua rechazó al alegar que el tratado no fijó límites y que esa decisión cercenaba su plataforma continental en el Caribe.

1980

Nicaragua anula el tratado de de Bárcenas-Meneses Esguerra al argumentar que fue firmado bajo presión estadounidense.

2001

Nicaragua denunció a Colombia ante la Corte Internacional de Justicia su soberanía sobre el archipiélago.

2007

La Corte reconoce la soberanía de Colombia sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero dejó pendiente la solución sobre el contencioso de la delimitación marítima entre los dos países y el destino de los cayos.

2012

El máximo órgano de justicia de Naciones Unidas otorga a Colombia soberanía de los cayos y define nueva frontera marítima entre los países favoreciendo a Nicaragua.

 
Reforma - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.