Seguridad

publicidad
01 de mayo de 2011 • 08:59

Vive en el terror el norte de Coahuila

Azotan sicarios a cuatro municipios

Vive en el terror el norte de Coahuila.
Foto: Reforma / Terra Networks México S.A. de C.V.

Saltillo.- El terror que ha asolado a poblaciones de otras entidades vecinas, como el estado de Tamaulipas, se ha hecho presente en el norte de Coahuila, donde por lo menos unas 14 propiedades y ranchos han sido destruidas y unas 50 personas han sido desaparecidas por presuntos miembros del crimen organizado.

Habitantes de los municipios de Zaragoza, Piedras Negras, Acuña y Allende narran el terror que viven desde hace más de un mes, pues las explosiones de granadas en las casas son constantes; además, ahora los delincuentes no sólo van por sus enemigos, sino que incluyen a las familias.

A mediados de marzo, la violencia se intensificó en el poblado de Allende, a 52 kilómetros de Piedras Negras, donde unas 12 casas fueron atacadas con incendiadas y atacadas con granadas lo que marcó el inicio de una temporada de pánico que trastornó la vida de los más de 22 mil habitantes que viven en el municipio.

'Fueron días horribles en lo que ni los niños fueron a la escuela', comentó un poblador, 'son cuando menos 12 casas quemadas y hay familias que desaparecieron enteras; algunos, sabemos que se fueron; otros, de plano se los llevaron'.

Las autoridades locales han decidido guardar silencio, el control que los grupos criminales mantienen en la región, cuya actividad principal es la ganadería, no tiene opositores.

A menos de 10 kilómetros de la cabecera municipal de Allende está un punto de inspección aduanal, que es conocido como la garita del kilómetro 53. Ahí también se encuentra un punto de revisión militar, son elementos adscritos a la guarnición de Piedras Negras.

'En esos días los soldados no se aparecieron por aquí', dijo otro testigo. 'Nadie hizo nada, nada. Estamos solos y ya pasó un mes, no han aparecido'.

La seguridad está garantizada, pero sólo para los criminales, pues elementos de la Policía Municipal instalan retenes de forma continua para identificar a quienes no pertenecen al pueblo y puedan representar una amenaza para los intereses de quienes tienen realmente el control, aseguró un informante.

Los daños ocasionados a las propiedades dan la impresión de que se trata de una zona de guerra. Residencias, casas y hasta ranchos fueron saqueados y destruidos por comandos que durante dos días irrumpieron en el lugar.

'Nada más llegaron y comenzaron a causar destrozos, en algunos sitios hasta usaron maquinaria para destruir los portones o las paredes. No se pararon por nada', apuntó.

Según los testigos, los propietarios de algunas de casas eran empresarios o ganaderos que aparentemente no tenían ningún vínculo con el crimen organizado.

Aún así, otros señalan que se trató de un ajuste de cuentas entre miembros del mismo grupo criminal que alcanzaron a personas inocentes.

'Hubo divisiones entre los 'malosos' y ajustes de cuentas muy violentos, ya no nada más se iban contra los que estaban con ellos. Atacaron a las familias, a los socios, a todos los que tuvieran relación con ellos', explicó una fuente.

Ni oficial ni extraoficialmente se han reportado víctimas mortales de los ataques a las casas incendiadas o destruidas.

Zona roja Integrantes del crimen organizado han asolado a cuatro municipios de Coahuila Ciudad Acuña Piedras Negras Zaragoza Allende Saltillo

En Allende se ha reportado el incendio de casas.

En Piedras Negras al menos 50 personas han sido desaparecidas.

Si fuiste testigo de un acontecimiento y quieres denunciar algo o compartir tu punto de vista sobre un tema, entonces envía tu aportación a TÚ REPORTERO y lo publicamos.

Reforma