Seguridad

publicidad
25 de agosto de 2010 • 20:28

San Fernando, Tamaulipas, está bajo control de 'Los Zetas'

Los Zetas, al que atribuyen la matanza de 72 inmigrantes, en tiempos normales controla calles y carreteras de la zona de San Fernando, Tamaulipas

México.- El despliegue militar en la ciudad mexicana de San Fernandotras el hallazgo de 72 cadáveres en una hacienda dejó momentáneamente en segundo plano al cártel de Los Zetas, al que atribuyen la matanza, y que en tiempos normales controla calles y carreteras de la zona.

'Hay mucho movimiento. Todo el tiempo pasan camiones y vehículos del Ejército a toda velocidad', murmuró un residente anónimo.

En tiempos 'normales', los miembros del grupo fundado por ex soldados de élite reclutados por el narcotráfico, no se esconden. En la región se sabe que Los Zetas instalan sus propios puestos en las rutas, donde controlan idas y vueltas, y en especial las de los trabajadores de medios de comunicación.

Un periodista de la AFP tuvo a fines de junio oportunidad de constatarlo, cuando hacía un reportaje en la región tras el asesinato de un aspirante al cargo de gobernador del estado de Tamaulipas (noreste), seis días antes de la elección.

'Llegué a San Fernando en auto, desde la capital estatal, Ciudad Victoria, después de los funerales del candidato y rumbo a la costa, donde estaba por llegar la tormenta tropical Alex, cuyo pasaje dejó luego quince muertos y al menos 40.000 damnificados en el norte del país', explicó el reportero.

'Apenas llegué a la plaza central, aparece una enorme 4x4 y uno de sus ocupantes baja y me golpea el vidrio con el cañón de su fusil. Tendría no más de 22 ó 23 años, una pistola y granadas en los bolsillos de su chaleco de tipo militar y me exigió salir del auto y mostrarle mis documentos de identidad una cuadra más adelante, donde estaba estacionada su camioneta', prosiguió.

'Allí ya no eran visibles desde la plaza, donde se veía un camión del Ejército estacionado, parte del despliegue en el marco del plan de socorro y evacuación con vistas a la llegada de la tormenta', agregó.

'Le muestro mi pasaporte, mi tarjeta de la AFP, y me pregunta insistentemente si no soy policía. Le repito que soy periodista, y le da mis papeles a su compañero, mientras le dice: 'Toma, tú que sabes leer''.

Luego le explicaron: 'No tenemos nada contra los civiles, pero queremos saber quién entra en nuestra ciudad (...) ¿Sabes quiénes somos? Somos los de la letra'.

Y le mostraron lo que les servía como justificativo de identidad: 'Una pesada medalla, aparentemente de oro, con un mapa de México atravesado por una Z mayúscula de color rojo', explicó el periodista.

'Les pregunté si el candidato había sido asesinado por su banda. 'No, era amigo nuestro, y lo mataron nuestros enemigos, con los que estamos en guerra' (...) Me devolvieron mis papeles y me desearon buen viaje, además de recomendarme colocar un cartel de 'Prensa' en el parabrisas', contó.

Los Zetas están dirigidos por militares de élite que desertaron en la década de 1990 para trabajar para el cártel del Golfo, pero luego se convirtieron en un grupo independiente y rival de sus antiguos aliados, que desde hace 40 años actúan en la región.

AFP