publicidad
26 de agosto de 2010 • 08:28

Revela masacre en México drama por secuestro de inmigrantes a mano de narcos

La matanza de 72 presuntos indocumentados en México dejó ver el drama del secuestro de inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, a manos de bandas del...

 

México.- La matanza de 72 presuntos indocumentados en México dejó ver el drama del secuestro de inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, a manos de bandas del narcotráfico, que les cobran rescate o los fuerzan a trabajar para estas, según ONG's implicadas en el tema.

En México se cuentan por centenares los inmigrantes que cada año son secuestrados en su intento de llegar a Estados Unidos a través de trenes de carga, principalmente, señalaron ONG's nacionales e internacionales y un organismo oficial.

'Por los frecuentes testimonios de las personas migrantes víctimas de secuestro (...) podemos afirmar que la masacre cometida en contra de 58 hombres y 14 mujeres en situación migratoria irregular no es un suceso aislado', denunciaron el miércoles en un comunicado una decena de organizaciones pro inmigrantes.

Los cadáveres fueron descubiertos el martes en una hacienda del municipio de San Fernando de Tamaulipas, noreste de México, luego de que un inmigrante de origen ecuatoriano pidió auxilio a los militares.

Hasta ahora no se conocen más detalles sobre la matanza.

'Es una muestra clara de cómo se agudiza la violencia ejercida en contra de los y las migrantes por parte de agentes del Estado y particulares (...) hemos constatado como las acciones de secuestro a personas migrantes se dirigen no sólo a solicitar rescate sino a someterlos a condiciones de explotación laboral y sexual, y para fines ilícitos', añadieron.

Entre las organizaciones firmantes están el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Casa del Migrante de Saltillo, Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, entre otras.

Una fuente de la Procuraduría General (PGR, fiscalía) en Tamaulipas explicó que, según la versión del sobreviviente, los secuestradores les ofrecieron trabajo como sicarios con una paga de 1,000 dólares quincenales.

Al escuchar la negativa de los indocumentados, empezaron a disparar contra ellos, añadió la fuente de la PGR citando el testimonio del que parece ser el único testigo de la matanza.

'Este caso, después de que las autoridades hayan precisado su documentación, se va a convertir en un emblema de la capacidad o incapacidad para hacer frente' a los abusos contra los indocumentados en México, dijo Alberto Herrera, director de Amnistía Internacional en México.

'Es una realidad que está mucho más extendida que un caso focalizado como el que hemos tenido en las últimas horas (...) Son escandalosos los niveles de impunidad que hay en este país', dijo el director de AI.

De acuerdo a un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de 2009, sólo en seis meses alrededor de 10,000 inmigrantes fueron secuestrados en México por células de los Zetas o pandillas.

Por su liberación deben pagar hasta 2,500 dólares cada uno, dejando una ganancia a los delincuentes de cerca de 25 millones de dólares, señaló el documento,

Los cárteles de las drogas secuestran inmigrantes para obligarlos a integrarse a sus organizaciones, reconoció en conferencia de prensa el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad Pública, Alejandro Poiré.

'Algunas organizaciones están enfrentando una situación muy adversa para abastecerse de recursos y para reclutar personas que voluntariamente quieran participar en estas bandas criminales', dijo el funcionario.

AFP