publicidad

‘El Chapo Guzmán’, a 20 años de su captura en Guatemala

Tras su aprehensión hace 20 años, Guzmán Loera denunció que las autoridades guatemaltecas le habían robado un millón y medio de dólares, hecho que nunca se logró constatar

Un 10 de junio de hace 20 años, Jorge Carpizo, titular de la PGR, confirmó lo que horas antes se difundía internacionalmente: el jefe de capos ya estaba tras las rejas.
Foto: AP
 

México, DF.- Hace dos décadas Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo” Guzmán era el capo en que todas las autoridades mexicanas fijaban la mira: era el principal implicado en la muerte del cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo.

El 24 de mayo de 1993, el cardenal había muerto en un enfrentamiento entre sicarios de Guzmán contra los del cártel de los Arellano Félix, en el estacionamiento del aeropuerto de Guadalajara.

Los siguientes fueron días en que México y países aliados intensificaron sus aparatos de inteligencia para dar con “El Chapo”, quien finalmente fue detenido en Guatemala.

Un 10 de junio de 1993, Jorge Carpizo, titular de la PGR, confirmó lo que horas antes se difundía internacionalmente: el jefe de capos ya estaba tras las rejas.

A las 12:00 horas del 9 de junio se había capturado al narcotraficante en el puente internacional del Talismán, sobre el río Suchiate, con él fueron detenidos miembros importantes de la banda criminal: Martín Moreno Valdés, Manuel Castro Meza, Baldemar Escobar Barrasa, María del Rocío del Villar Becerra y Antonio Mendoza Cruz, reportó el procurador.

Luego fue entregado a México por el puente internacional “El Talismán”, en Chiapas y de allí llevado al penal de Almoloya.

“El Chapo” fue entregado a una delegación mexicana, encabezada por Jorge Carrillo Olea, exgobernador de Morelos y entonces responsable del Centro de Planeación Para el Combate a las Drogas (Cendro).

En un relato, el ex mandatario de Morelos refiere que “Se había dispuesto que a la llegada del detenido al cuartel y después de permitírsele asear y desayunar, un médico y un laboratorista le practicaran un examen físico y le tomaran muestras hematológicas y de orina para determinar su estado de salud. El chequeo no reveló sino escoriaciones en muñecas, codos, tobillos y caderas producto de haber estado amarrado y acostado en el piso de la pick up donde lo habían trasladado desde Guatemala”.

Posteriormente explica que abordaron un avión que los llevó a Toluca, iban dos fusileros paracaidistas junto a la cabina, para su eventual defensa; dos o tres filas detrás se encontraban Guzmán Loera, esposado y fijado al asiento.

Después el coronel Guillermo Álvarez Nahara interrogó a Guzmán quien denunció que las autoridades guatemaltecas le habían robado un millón y medio de dólares, aunque nunca se logró constatar de forma oficial.

Sin embargo, el capo reveló que cada mes le entregaba alrededor de 250 mil dólares al subprocurador Federico Ponce Rojas, declaración que aunque ameritó una investigación, tampoco se logró comprobar.

Al aterrizar en Toluca, Carrillo Olea relata que el ex presidente Carlos Salinas de Gortari ordenó que se entregaran 300 mil dólares a los presidentes de El Salvador y Guatemala, ya que el gobierno de México había ofrecido una recompensa de un millón de dólares a quien ayudara a detener a El Chapo.

Posteriormente el ex procurador General de la República, Jorge Carpizo entregó al ex presidente Salinas un informe pormenorizado de la detención, y el capo pasó a manos de las autoridades federales para presentarlo a los medios de comunicación.

Dos años después, en noviembre de 1995 el Chapo consiguió su traslado al penal de Puente Grande, ubicado a 18 kilómetros de Guadalajara. Junto con Héctor Palma, el Güero, Guzmán Loera se dedicó a defenderse de los 10 procesos que tenía abiertos por homicidio, delitos contra la salud, delincuencia organizada, acopio de armas y tráfico de drogas.

Después, el 19 de enero de 2001, “El Chapo” protagonizaría una fuga de película, como en las cintas de Hollywood.

Trece años más tarde, este 22 de febrero, el narcotraficante fue capturado en Mazatlán, Sinaloa, según la agencia AP.

Si quieres informar, denunciar o compartir tu punto de vista, envíalo AQUÍ y nosotros lo publicaremos.

Terra