Seguridad

publicidad
09 de marzo de 2009 • 14:55

Controla 'La Maña' a Reynosa, Tamaulipas

El usuario Carlos Duarte, de Reynosa nos envía su participación a Tú Reportero. Si eres testigo de una noticia, envíanos tu texto, foto o video aquí

 

Una camioneta Dakota estacionada en la esquina de la calle Tula, en la colonia Hidalgo en Reynosa, Tamaulipas. Hace guardia durante las 24 horas del día. De ella bajan dos jóvenes de entre 16 y 18 años. Portan armas largas: rifles AK-47. Mantienen estrecha comunicación, por radio, con su líder. Mantienen el padrón de toda la cuadra, informan quién llega, quién sale, quiénes son los nuevos vecinos

La gente los identifica y les teme, les llama "mañosos". Ellos son la autoridad en esta ciudad fronteriza. Vigilan cuadra por cuadra de varias colonias de Reynosa. Adolescentes, a quienes les dan un arma y una camioneta de reciente modelo, son utilizados como carne de cañón para mantener "en orden" la frontera del narco.

Son los "coordinadores de colonia" a los informantes y vigías que el crimen organizado utiliza para tener el control total de la población. Mantienen vigilancia en puntos estratégicos en donde la venta de droga es un negocio redondo.

El miedo en la población es preocupante. "Hay que desconfiar hasta de tu familia, no sabes si está con La Maña o no", lo dice un reynosense.

Entre la gente de Reynosa es común que una de cada tres personas tenga un familiar dentro del narcotráfico, o sea amigo de un narcotraficante o conozca a uno. Lo que en años anteriores era común y no causaba temor en la comunidad, ahora es una amenaza diaria

"Antes los narcos se mataban entre ellos y a la población la ayudaban. Osiel Cárdenas apoyaba a los pobres. Él organizaba los eventos del Día de la Madres y les regalaba a todas las madrecitas, no a una ni a diez, a todas, ya sea un refrigerador, una estufa, una televisión, una lavadora. Todos los regalos llevaban dedicatoria del ex líder de El Cártel del Golfo.

Terra