Política

publicidad
07 de octubre de 2010 • 20:32

Vargas Llosa a 20 años de 'México es una dictadura perfecta'

En 1990 Mario Vargas Llosa, hoy premio Nobel de Literatura, vio cómo se diluían sus sueños de ser presidente del Perú a manos de un desconocido ingeniero, Alberto Fujimori. Hoy a poco más de 20 años, Fujimori está en la cárcel...

Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura.
Foto: Notimex / Terra Networks México S.A. de C.V.
 

México.- En 1990 Mario Vargas Llosa, hoy premio Nobel de Literatura, vio cómo se diluían sus sueños de ser presidente del Perú a manos de un desconocido ingeniero, Alberto Fujimori. Hoy a poco más de 20 años, Fujimori está en la cárcel condenado por crímenes de lesa humanidad y corrupción yVargas Llosa es el flamante premio Nobel de Literatura 2010.

También hace 20 años, cuando en México Carlos Salinas era el presidente de México, Mario Vargas Llosa, fue invitado por Octavio Paz, dueño y fundador de la revista Vuelta a un encuentro de intelectuales denominado, 'Encuentro Vuelta, El Siglo XX: La Experiencia de la Libertad'. En dicho evento, Vargas Llosa acuña la frase que recorrería el mundo entero y causaría un gran revuelo en México y sus instituciones: 'México es una dictadura perfecta'.

El escritor peruano, tras su dura crítica al sistema político mexicano el jueves 30 de agosto, abandonó repentinamente el país un día después. Varias fueron las hipótesis sobre su partida: Vargas Llosa alegó "razones familiares", el medio cultural sospechó presiones de Televisa y del gobierno mexicano.

A continuación se reproduce un extracto de la ponencia de Mario Vargas Llosa aquel 30 de agosto de 1990:

"Quisiera comentar brevemente la brillante exposición de Octavio. El dice que en distinción que yo hice de la transición hacia formas abiertas de sociedad en América Latina, no encontraba el caso de México.

Y al describir Octavio el caso de México, en cierta forma me parece que ha exonerado a México de lo que ha sido la tradición dictatorial latinoamericana.

Yo no creo que se pueda exonerar a México de esa tradición de dictaduras latinoamericanas.

Encaja en esa tradición con un matiz que es más bien el de un agravante: México es una dictadura perfecta. La dictadura perfecta no es el comunismo, no es la URSS, no es Fidel Castro, la dictadura perfecta es México. Porque es la dictadura camuflada. De tal modo que puede parecer no ser una dictadura, pero tiene de hecho, si le escarbas, todas las características de la dictadura; la permanencia, no de un hombre, pero sí de un partido inamovible, que concede cierto espacio para la crítica en la medida que esta crítica le sirve, pero que suprime por todos los medios, incluso los peores, aquella crítica que de alguna manera pone en peligro su permanencia.

Yo no creo que haya en América Latina ningún caso de sistema de dictadura que haya reclutado tan eficientemente al medio intelectual sobornándolo de una manera muy sutil, a través de trabajos, de nombramientos, de cargos públicos, sin exigirle una adulación sistemática como hacen los dictadores vulgares, pidiéndoles más bien una actitud crítica para garantizar la permanencia se ese partido en el poder. Un partido, de hecho, único.

Es una dictadura, puede tener otro nombre, sui generis, pero tanto es una dictadura que todas las dictaduras latinoamericanas han tratado de crear algo equivalente al PRI en sus propios países. Es una dictadura, no sólo a los que se refiere a la permanencia del poder, a la falta de una genuina democracia interna sino también en su incapacidad para realizar la justicia social. Creo que es muy importante que también en el caso de México se diga que aquí se vivió y se ha vivido durante décadas, con matices muy particulares el fenómeno de la dictadura latinoamericana.

Nosotros, como estoy seguro, lo quieren los demócratas mexicanos, queremos que esta democracia y liberación vaya hasta sus últimas consecuencias."

Con información de Proceso.

Si fuiste testigo de un acontecimiento y quieres denunciar algo o compartir tu punto de vista sobre un tema, entonces envía tu aportación a tureportero@corp.terra.com.mx y lo publicamos.

Terra