Política

publicidad
03 de abril de 2013 • 18:02

Niños indígenas, los más pobres entre los pobres de México: Unicef

Ser niño e indígena en México es una condición casi destinada a la pobreza, según un informe presentado este miércoles por Unicef y un organismo oficial, que afirma que el 53,8% de los menores del país viven en pobreza y que, de éstos, ocho de cada diez pertenecen a una etnia.

De acuerdo con el estudio "Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México 2008-2010", la pobreza infantil en México se incrementó en ese lapso de un 53,5% a un 53,8%, una proporción mayor a la del total de la población del país, que se situó en el 46,2% en 2010.

Los niños más afectados por la pobreza son los que se encuentran en la población indígena de México, integrada por unos 15 millones de personas de los 112 millones que tiene el país.

"Ocho de cada 10 niños, niñas y adolescentes viviendo en hogares donde se hablan lenguas indígenas enfrentan la mayor incidencia de pobreza y en 9 de cada 10 presenta al menos una carencia social", dijo Isabel Crowley, representante de Unicef en México, durante la presentación del informe.

El reporte, que evalúa el acceso a derechos básicos para las personas, encontró que aumentaron las oportunidades para que los niños tuvieran vivienda, servicios, educación y salud, pero sufrieron mayores carencias de alimentación.

"Es preocupante que la carencia por acceso a la alimentación fue la única que mostró una tendencia desfavorable" y esta falta es especialmente alarmante en la población indígena, añadió la experta, quien advirtió sobre los efectos irreversibles de la desnutrición en los primeros dos años de vida.

Desde una zona de población indígena de influencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el presidente Enrique Peña Nieto lanzó en enero una "cruzada" nacional contra el hambre dirigida a cerca de 7,4 millones de personas que sufren falta de alimentos y que incluye 70 programas sociales.

Un total de 52 millones de mexicanos padecen algún grado de pobreza y de ellos 10,7 millones viven en pobreza extrema, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), un organismo público y autónomo que participó en la elaboración del informe presentado este miércoles.

De su lado, Mario Luis Fuentes, integrante del Consejo Consultivo de Unicef, cuestionó que México sea un país "inapropiado para la infancia" cuando tiene una economía pujante que es la decimosegunda del mundo y un andamiaje legal moderno.

En su opinión no basta destinar grandes recursos a los programas de educación, salud, vivienda y alimentación, sin la generación de empleo digno, de lo contrario no se romperá el círculo vicioso de la pobreza, que en México, dijo, tiene rostro de infancia.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.