Política

publicidad
28 de diciembre de 2009 • 15:29

Iniciará gobierno federal 2010 con el combate a la pobreza

El gobierno federal iniciará 2010 con la encomienda de hacer del combate a la pobreza, ampliar las ofertas educativa y de salud y recuperar la seguridad

El presidente Felipe Calderón
Foto: Notimex / Terra Networks México S.A. de C.V.

México- El gobierno federal iniciará 2010 con la encomienda de hacer del combate a la pobreza la lucha más noble de México, ampliar las ofertas educativa y de salud, la participación ciudadana, y recuperar la seguridad y el Estado de derecho.

También promoverá las inversiones más cuantiosas en materia de infraestructura, como fórmula para detonar el crecimiento económico y la generación del empleo que, tras los efectos de la crisis financiera internacional, terminará 2009 con la creación de 250 mil plazas.

El presidente Felipe Calderón ha delineado la estrategia, acorde con los cinco ejes del Plan Nacional de Desarrollo (PND): Estado de derecho y seguridad, economía competitiva y generadora de empleos, igualdad de oportunidades, sustentabilidad ambiental, democracia efectiva, y política exterior responsable.

Con la ampliación de beneficiarios del programa Oportunidades, se mantienen las metas de los planes de combate a la pobreza y de cobertura universal en salud, con médico, medicinas y tratamiento para todos los mexicanos.

También se amplía la participación ciudadana, por medio de la reforma política, que contiene un decálogo de iniciativas.

En materia de seguridad, en el PND se admite que se han dado pasos importantes hacia un frente común contra la delincuencia, pero no han sido suficientes; en los últimos días de 2009, el jefe del Ejecutivo ratificó que contra el crimen no habrá "tregua, ni cuartel".

Luego del operativo efectuado por elementos de Marina en Cuernavaca, Morelos, contra la organización de Arturo Beltrán Leyva, quien resultó muerto, ratificó su convicción de que debe prevalecer el Estado de derecho y defender las libertades de los ciudadanos.

"No habremos de amedrentarnos por criminales sin escrúpulos", dijo el mandatario, quien afirmó que somos mucho más las mexicanas y los mexicanos que queremos un país de leyes, en paz y con orden.

En materia económica, ratificó su convicción de que el país crecerá en cinco por ciento al final del sexenio, como prevé el PND, sustentado en los signos de recuperación.

Dichos signos permitieron un crecimiento de entre 2.5 y 2.7 por ciento en el tercer trimestre, cifra que de anualizarse, llevaría a un aumento superior a 10 por ciento.

La economía cayó 10 por ciento en los dos primeros trimestres del año, pero en el siguiente mostró recuperación porque empezaron a aumentar las exportaciones de manufacturas, y repuntó la generación de empleos, que para octubre se ubicó en 200 mil plazas nuevas.

Para mantener el crecimiento económico y el empleo, el gobierno federal puso en marcha el Programa de Infraestructura más importante en décadas, destacó a construir y modernizar carreteras, puertos y aeropuertos.

Dentro de este sector, se prevé impulsar una inversión de 630 mil millones de pesos, una cifra sin precedente, para ampliar y modernizando la infraestructura.

El objetivo es, no sólo salir adelante de la crisis, sino además que México crezca de manera permanente, más rápido y genere los empleos que tanto se necesitan.

La inversión en este sector se ha llevado el equivalente a tres por ciento del producto Interno Bruto (PIB) al inicio del sexenio y a cinco por ciento, en 2009; se prevé mantener el impulso para aumentar la competitividad de los sectores productivos de la economía.

El Ejecutivo federal presentó al Congreso la iniciativa de Ley de Asociaciones Público-Privadas, cuyo propósito es establecer bases claras a fin de que el Estado y los particulares puedan invertir y detonar infraestructura en México.

La iniciativa prevé modificar el régimen jurídico de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores), para que se inviertan en proyectos rentables, como en carreteras, y tengan más rendimientos de los que ofrecen los bonos tradicionales.

En concordancia con los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo de fortalecer los programas y apoyos en alimentación y nutrición, el gobierno Federal ampliará el programa Oportunidades.

Ello debido a que como consecuencia de la crisis financiera, el número de familias en pobreza aumentó significativamente.

En el foro "Por un México sin Pobreza", celebrado en noviembre, Calderón Hinojosa llamó a "enderezar el rumbo social del país, y a hacer del combate a este flagelo la lucha más noble de México", porque ésta es la prioridad del gobierno.

El Programa Oportunidades se ampliará en 2010 a más de seis millones de familias en pobreza, y pasará de un promedio de 600 pesos al mes a poco más de 900 pesos.

Adicionalmente, si una familia tiene hijos menores de nueve años en la escuela, puede llegar a recibir hasta casi de tres mil pesos en becas de Oportunidades.

En materia de salud, los esfuerzos se traducen en el Seguro Popular, al cual se le ha triplicado el presupuesto y para 2010 se incrementará más; el objetivo del PND es alcanzar cobertura universal al final de la administración.

Cuando la administración anterior entregó el Seguro Popular tenía una cobertura de cinco millones de familias, y en la actualidad se ha llevado a 10 millones.

Al mismo tiempo ha avanzado el programa del Seguro Médico para una nueva generación, que ofrece servicios de salud a las familias de niños que han nacido desde el 1 de diciembre de 2006.

En materia educativa, se mantiene el compromiso de hacer del Siglo XXI el "siglo del conocimiento", bajo la premisa de que la educación promueve la igualdad y el bienestar de las personas, a la vez que es una herramienta poderosa para el desarrollodel país.

La verdadera igualdad está en la educación, porque si se logra que hay acceso para todos, "se empareja el terreno" entre quien tiene mucho dinero y quien nada posee, aseguró el mandatario hace algunos días.

Así, en educación básica se mantiene el impulso a la Alianza por la Calidad Educativa, para garantizar que las plazas de maestros sean otorgadas con base en sus capacidades, para que los menores cuenten con los docentes más capacitados.

En educación superior, al inicio del actual gobierno, casi uno de cada cinco jóvenes tenían espacio en el sistema educativo, y en 2009 se llegó a una cobertura de aproximadamente 28 por ciento.

Esta cifra representa dos puntos menos de lo comprometido en los objetivos de la administración; también se apoya con becas a más de 300 mil jóvenes de todo el país.

En otro tema, para pasar del sufragio efectivo a la democracia efectiva, el presidente Calderón dio a conocer un decálogo de iniciativas de reforma política, para que haya más participación ciudadana en los órganos representativos.

Las iniciativas prevén segunda vuelta en la elección presidencial, candidaturas independientes, reducción de integrantes de las cámaras de senadores y diputados, reelección de alcaldes, con límite de 12 años, y la posibilidad de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación presente iniciativas.

Respecto a los objetivos de Desarrollo Sustentable contenidos en el PND, el gobierno Federal ha impulsado una sólida cultura en el tema ambiental; muestra de ello es su participación en la reciente Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, en Dinamarca, de la cual México será anfitrión en la reunión de 2010.

En ese aspecto, destaca el compromiso de México de reducir 50 millones de toneladas de bióxido de carbono al año, así como la decisión de entregar cuatro comunicados a las Naciones Unidas para informar sobre la reducción de emisiones.

Notimex