Jalisco

publicidad
23 de junio de 2012 • 11:10 • actualizado a las 11:13

Candidato del PRI en Jalisco tiene amigos incómodos

Funcionarios y empresarios beneficiados con obras encabezan las campañas de Enrique Peña Nieto y Aristóteles Sandoval en Jalisco.
Foto: Archivo. / Reforma
 

Funcionarios que desde la Alcaldía de Guadalajara participaron en una red de beneficios a través de contratos de obra pública, en sociedad con empresarios, encabezan hoy en Jalisco las campañas de Enrique Peña Nieto y Aristóteles Sandoval.

Bajo la administración municipal de Sandoval, esta red ganó contratos por más de 64 millones de pesos.

La punta de esa madeja conduce a Mauricio Gudiño Coronado, actual coordinador de campaña de Peña en Jalisco, y quien fuera secretario de Servicios Municipales de Sandoval, actual candidato del PRI-PVEM a la Gubernatura.

Otro implicado es Mauricio Navarro Gárate, Secretario de Promoción Económica Municipal en la Administración de Aristóteles y hoy su vocero en Política Económica en la campaña por el Gobierno del Estado.

Ambos intervinieron en las asignaciones de obras para empresarios allegados. Incluso, en el caso de Navarro, eran, a la vez, sus socios comerciales.

Navarro es socio del empresario Rodrigo Ramos Garibi en las constructoras NRC Desarrollos Inmobiliarios y Promotora Inmobiliaria Alte, de acuerdo con el Registro Público de la Propiedad y Comercio del estado de Jalisco (RPPyC).

El ahora vocero económico del candidato Sandoval ha reconocido su sociedad con Ramos, pero ha insistido en que no influyó para que el ayuntamiento terminara otorgándole contratos de construcción.

La sociedad Navarro-Ramos fue revelada por REFORMA en noviembre de 2010, cuando sus empresas habían recibido la asignación de contratos por 19.5 millones de pesos. Pero lejos de ordenar una investigación, Aristóteles Sandoval siguió adjudicándole obras.

Y hoy tanto Mauricio Gudiño como Mauricio Navarro son personajes clave en las campañas electorales priistas en Jalisco.

Ramos Garibi era un pequeño empresario hasta 2009, y ahora se ostenta como uno de los más importantes constructores de la entidad.

Actualmente, es accionista o tiene injerencia directa en cinco empresas que fueron favorecidas con 16 contratos por más de 64 millones de pesos durante la administración del priista.

Dichos contratos fueron entregados entre 2010 y 2011, periodo en el que Navarro fungió como secretario de Promoción Económica de Guadalajara.

La mayoría fueron otorgados mediante invitación restringida y adjudicación directa, a pesar de que las ofertas presentaban sobreprecios y muchas de las empresas compartían domicilios fiscales y socios.

Además de NRC Desarrollos Inmobiliarios y Promotora Inmobiliaria Alte, Ramos es socio de las constructoras Cinco Design y Constructora Cinco Contemporánea.

Al menos cinco empleados de ésta última están registrados como socios, apoderados o representantes legales de las firmas Constructora Cabo Corrientes, Constructora Metropolitana Guadalajara y R&A Arquitectos.

Un ejemplo es Juan Manuel Sánchez Grajera, quien aparece como apoderado de Constructora Cinco Contemporánea, como socio de Promotora Inmobiliaria Alte y Constructora Cabo Corrientes, y como apoderado legal de Constructora Metropolitana de Guadalajara.

Algunos de los contratos adjudicados a estas empresas fueron fondeados con recursos provenientes de una deuda de mil 100 millones de pesos adquirida durante la administración de Sandoval para la implementación de un programa de pavimentación con concreto hidráulico, el cual tenía como objetivo reencarpetar las vialidades más importantes de Guadalajara antes del inicio de los Juegos Panamericanos.

Este crédito fue operado por Mauricio Gudiño Coronado, quien en marzo pasado renunció al cargo de secretario de Servicios Municipales para integrarse a la campaña de Enrique Peña Nieto como su coordinador en Jalisco. Para ese momento, el crédito tenía un ejercicio de más del 70 por ciento.

Entre las obras asignadas por Gudiño se encuentra un contrato, por más de 20 millones de pesos, para la pavimentación -con concreto hidráulico estampado- de la Glorieta Minerva, uno de los símbolos de Guadalajara, a la empresa Secri Constructora, creada en agosto de 2010 por Alejandro Gómez Arregui, compadre de Ramos Garibi.

Existe otro contrato, fondeado con recursos federales, para la pavimentación, con concreto hidráulico, de una vialidad localizada en la Colonia Lagos Oriente.

La obra fue adjudicada mediante un proceso de licitación irregular a una empresa cuyos socios y representantes legales son empleados de Ramos Garibi.

En el proceso participaron 16 firmas, de las cuales tres eran compañías de este empresario. Finalmente el contrato fue adjudicado a Constructora Cabo Corrientes, por un monto de 3 millones 800 mil pesos, a pesar de que se presentó otra propuesta por 3 millones.

Las tres firmas que concursaron en este proyecto -Constructora Cinco Contemporánea, Constructora Cabo Corrientes y Constructora Metropolitana Guadalajara participaron en la licitación a pesar de que comparten domicilio fiscal -Avenida Unión 173, Colonia Lafayette, Guadalajara, Jalisco- y socios.

Juan Manuel Sánchez Grajeda y Alicia Martínez Aguilar son, de acuerdo con el RPPyC, apoderados de las tres firmas.

En septiembre de 2011, REFORMA publicó que el manejo del préstamo adquirido por Sandoval y manejado por Mauricio Gudiño hasta principios de 2012 estaba financiando obras con un sobreprecio de al menos un 19 por ciento.

El diputado panista Héctor Álvarez retomó la publicación y presentó una denuncia por malversación de fondos. Hasta ahora la denuncia no ha sido investigada.

Si fuiste testigo de un acontecimiento y quieres denunciar algo o compartir tu punto de vista sobre un tema, entonces envía tu aportación a TÚ REPORTERO y lo publicamos.

Sigue a Terra Noticias en tu móvil m.terra.com.mx

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias tablet.terra.com.mx

 

 

 

 
Reforma - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.