Peña Nieto: primeros 100 días de gobierno

publicidad
11 de marzo de 2013 • 06:47 • actualizado a las 16:36

Peña Nieto presenta ley de telecomunicaciones

El presidente Peña Nieto y los firmantes del Pacto por México presentarán hoy la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones

Los integrantes del Consejo Rector del Pacto por México se reunieron el domingo por la noche para afinar detalles de la propuesta de reforma.
Foto: Tomada de @LVidegaray

Ciudad de México.- El presidente Peña Nieto y los firmantes del Pacto por México presentarán hoy la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, que va contra los monopolios y busca garantizar la competencia en el sector.

"El Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha.

"Para tales efectos, el Estado establecerá condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios", indica la nueva redacción propuesta para el Artículo 6 constitucional.

El último anteproyecto de reforma destaca que las telecomunicaciones son servicios públicos de interés general, por lo que el Estado debe garantizar que éstos, incluidos la telefonía fija y móvil, así como la transmisión de datos vía internet, sean prestados en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, acceso libre y continuidad.

"La radiodifusión es un servicio público de interés general, por lo que el Estado garantizará que sea prestado en condiciones de competencia y calidad y brinde los beneficios de la cultura a toda la población, preservando la pluralidad y la veracidad de la información, así como el fomento de los valores de la identidad nacional, contribuyendo a los fines establecidos en el artículo 3o. de esta Constitución", cita la propuesta en los casos de las señales de televisión y radio.

En el texto de artículos transitorios se indica que el Congreso deberá emitir una ley secundaria, la cual conjuntará normas sobre telecomunicaciones y radiodifusión que ahonden en las condiciones de la competencia.

Se indica que la legislación deberá establecer prohibiciones específicas en materia de subsidios cruzados o trato preferencial consistentes con los principios de competencia.

Esto, con el fin de que los operadores de radiodifusión y telecomunicaciones no otorguen subsidios a los servicios que proporcionan, por sí o a través de sus empresas subsidiarias, filiales, afiliadas o que pertenezcan al mismo grupo de interés económico.

La propuesta también condiciona la gratuidad de la retransmisión de contenidos televisivos, esto en el caso de concesionarios de televisión abierta y los de televisión restringida, o cableras, puesto que las grandes empresas no podrán beneficiarse de esta condición.

Los operadores que sean declarados con "poder sustancial", los dominantes en el sector, no tendrán acceso a la gratuidad.

El proyecto mantiene la propuesta de que se liciten dos nuevas cadenas de televisión, en un plazo máximo de seis meses.

Sin embargo, se incorpora un "candado" para que no puedan participar en la licitación de las nuevas cadenas nacionales los concesionarios que hoy presten "servicios de radiodifusión de 12 MHz del espectro radioeléctrico".

Universalización

A partir de las reformas en materia de telecomunicaciones, el Gobierno federal desarrollará una red pública, a fin de cumplir con los objetivos de universalización de los servicios digitales, específicamente la banda ancha.

Uno de los objetivos será lograr que al menos el 70 por ciento de los hogares y el 85 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas tengan acceso a banda ancha con una velocidad real de descarga de información conforme al promedio registrado en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Para lograr esta universalización de los servicios digitales por medio de una red pública en telecomunicaciones, el proyecto de reformas prevé que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ceda totalmente a Telecomunicaciones de México su concesión para instalar, operar y explotar una red pública de telecomunicaciones y le transfiera todos los recursos y equipos necesarios para su operación y explotación.

No serían cedidos la red de fibra óptica, derechos de vía, torres, postería, edificios e instalaciones que quedarán a cargo de la CFE, pero se garantizaría a Telecomunicaciones de México el acceso efectivo y compartido a dicha infraestructura para su aprovechamiento eficiente.

Con esta medida, aprovechando la inversión de la red de CFE, se echará a andar una red paralela de cobertura nacional, que sólo será similar a la creada por Teléfonos de México.

Política digital

En el proyecto de iniciativa de reformas constitucionales, se refiere que el Ejecutivo federal tendrá a su cargo la política de inclusión digital universal, que incluye los objetivos y metas en materia de infraestructura y conectividad, tecnologías de la información y comunicación y habilidades digitales, entre otros aspectos.

Asimismo, el Ejecutivo elaborará las políticas de radiodifusión y telecomunicaciones del Gobierno federal y realizará las acciones tendientes a garantizar el acceso a internet de banda ancha en edificios e instalaciones de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

En el marco del Sistema Nacional de Planeación Democrática, incluirá en los instrumentos programáticos respectivos, las acciones necesarias para el desarrollo de la red, ya sea mediante inversión pública, privada o mixta, para asegurar la máxima cobertura de servicios.

Si quieres informar, denunciar o compartir tu punto de vista, envíalo AQUÍ y nosotros lo publicaremos.

 
Reforma - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.