México

publicidad
05 de octubre de 2012 • 22:26

México: Encuentran 50 cráneos en templo azteca

Un cráneo recientemente descubierto en el sitio arqueológico del Templo Mayor en la Ciudad de México está en exposición, el viernes 5 de octubre de 2012. Según arqueólogos mexicanos descubrieron el mayor número de cráneos en el templo más sagrado del imperio azteca de hace más de 500 años.
Foto: Alexandre Meneghini / AP
 

Arqueólogos mexicanos descubrieron el mayor número de cráneos jamás encontrados en una ofrenda en el templo más sagrado del imperio azteca.

El descubrimiento anunciado el viernes revela nuevas maneras en que esa civilización precolombina utilizaba los cráneos en rituales en el Templo Mayor de la Ciudad de México, dijeron los expertos. Ahí era donde se realizaron las ceremonias aztecas más importantes de 1325 hasta la conquista española en 1521.

Los 50 cráneos fueron encontrados en una piedra de sacrificios. Cinco estaban debajo de la piedra y cada uno tenía hoyos en ambos lados, lo que indica que fueron colocados en un tzompantli, una especie de empalizada de madera donde se exponían los cráneos.

El arqueólogo Raúl Barrera del Instituto Nacional de Antropología e Historia dijo que al parecer los otros 45 cráneos fueron arrojados sobre la piedra.

El equipo de arqueólogos desenterró los cráneos y mandíbulas en agosto. Los encontraron mientras renovaban una sección del Templo Mayor.

Los arqueólogos creen que los 45 cráneos pertenecían a hombres y mujeres de entre 20 y 35 años y pudieron ser desenterrados de otros sitios y luego vueltos a enterrar ahí, dijo Barrera.

En agosto pasado, el gobierno mexicano anunció que los expertos habían hallado un entierro humano sin precedentes en otro sitio en el mismo templo en el que el esqueleto de una mujer joven, posiblemente sacrificada en personificación de una diosa, estaba rodeada de pilas de casi 1.800 huesos.

Otro hallazgo inusual a mediados de este año fue el "árbol sagrado", que parece un tronco de roble que emerge de un pozo y que según los expertos fue traído de una región montañosa para un ritual.

Los cráneos mostrados el viernes a los medios de comunicación estaban en buenas condiciones aunque agrietados en los costados, quizá a causa de la estaca de madera que los atravesaba para que pudieran ser colocados en el tzompantli.

Barrera dijo que la pieza fundamental en este descubrimiento fue la piedra de sacrificios, que parece una lápida gris.

"Debajo de esta piedra sacrificial se encontró una ofrenda de cinco cráneos. Se les colocaba una estaca", dijo. "Estos hallazgos son muy importantes".

La arqueóloga Susan Gillespie de la Universidad de Florida, quien no estuvo involucrada en la excavación, dijo que le llamó la atención que los cráneos que habían estado en el tzompantli fueran enterrados por separado.

"Eso ofrece información más bien nueva sobre el uso y reuso de cráneos para rituales en el Templo Mayor", dijo Gillespie vía correo electrónico.

___

Adriana Gómez Licón está en Twitter como: http://twitter.com/agomezlicon

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.