Estados

publicidad
27 de abril de 2011 • 08:21

Alertan en Puebla por falta de médicos y equipo

Dice secretario que hay más personal administrativo. Reconoce Aguilar que también carecen de equipo en unidades hospitalarias

Mario Marín.
Foto: Reforma / Terra Networks México S.A. de C.V.
 

Puebla.- Además de las fallas en los nosocomios de Cuetzalan, Izúcar de Matamoros y Tetela de Ocampo, el Gobierno de Mario Marín dejó un sistema hospitalario con deficiencias generalizadas, como falta de personal y equipo, y una atención deficiente, sostuvo el actual titular de los Servicios de Salud del Estado de Puebla (SSEP), Jorge Aguilar Chedraui.

"Una buena parte de los hospitales tienen deficiencias de distintos tipos. Hay carencia de personal, falta de gasto operativo, equipo médico sin funcionar", informó.

"Sólo en el rubro de personal para los 45 hospitales que hay en el territorio poblano, las cifras del Subsistema de Información de Equipamiento, Recursos Humanos e Infraestructura para la Atención de la Salud, exhiben ese diagnóstico", dijo en entrevista.

Por ejemplo, detalló, hay 412 médicos generales para cubrir las consultas de un millón 499 mil 888 usuarios.

El déficit de personal médico, acotó, se agudiza si se trata de especialidades.

En todo el estado hay sólo un endocrinólogo, un neumólogo, un hematólogo, y sucede lo mismo para la cobertura de áreas como nefrología, proctología, geriatría y genética.

Las cifras contrastan con el personal administrativo.

De acuerdo con el funcionario, hay mil 545 trabajadores en esa área, es decir, más que los médicos que dan atención.

El sector también cuenta con un parque insuficiente de ambulancias en los nosocomios poblanos.

De acuerdo con el reporte que emitió el Subsistema de Información de Equipamiento, en Puebla sólo hay 47 vehículos dedicados a traslados programados de pacientes.

De esos, 40 por ciento se encuentran en malas condiciones, en algunos casos oxidados, con golpes en la carrocería y fallas mecánicas.

Además, sólo 10 están equipados para la atención de emergencias.

REFORMA dio a conocer ayer que el Gobierno de Mario Marín gastó 594.3 millones de pesos en la construcción de tres hospitales que hoy permanecen cerrados pese a que fueron fuertemente promocionados en su momento.

Se trata de los nosocomios generales de los municipios de Izúcar de Matamoros, Cuetzalan y Tetela de Ocampo, inaugurados en la recta final del sexenio anterior y heredados inactivos a la administración de Rafael Moreno Valle.

El caso más grave es el de Izúcar, cuya inversión ascendió a 270 millones de pesos, pero que sigue cerrado por falta de agua, de luz y de personal e incluso por robo de instrumentos.

Al respecto, Moreno Valle informó que poner en funcionamiento los hospitales señalados requiere de una inversión de 150 millones de pesos anuales.

"Estamos en un proceso de solución, pero también de responsabilidades, porque hay una Contraloría estatal y un Órgano de Fiscalización que quieren revisar primero qué inversiones en teoría se hicieron, qué está funcionando y qué no está funcionando", dijo.

Una vez que concluya ese proceso, dijo, se podrán destinar recursos para abrir esos inmuebles al público.

Si fuiste testigo de un acontecimiento y quieres denunciar algo o compartir tu punto de vista sobre un tema, entonces envía tu aportación a TÚ REPORTERO y lo publicamos.

Reforma