publicidad
14 de agosto de 2011 • 07:06

Falta visita íntima a mayoría de reas de la Ciudad de México

Falta visita íntima a mayoría de reas de la Ciudad de México
Foto: Terra Networks México S.A. de C.V.
 

Ciudad de México.- Los trámites engorrosos y el abandono de sus parejas son algunas de las causas por las que sólo el 12 por ciento de las mujeres que se encuentran en reclusión recibe visita íntima.

De acuerdo con cifras de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario, de las mil 893 reas que hay en cárceles capitalinas, 226 reciben visita íntima y mil 542 familiar.

La Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF) ha señalado que las restricciones para tener acceso a este derecho derivan en prácticas ilegales al interior de las cárceles, como visitas íntimas clandestinas o trata de reas, lo que se dio a conocer en la recomendación 4/2010.

A pesar de que se solicitó en este instrumento recomendatorio, emitido hace casi un año, modificar el procedimiento y requisitos para la visita íntima, aún no se ha atendido esta problemática, señaló Mónica Cruz, visitadora adjunta de la Dirección de Seguimiento de la CDHDF.

Para recibir visita íntima en reclusión, la rea debe solicitarlo por escrito y acreditar que tiene una pareja estable mediante acta de matrimonio o constancia de concubinato expedida por juez cívico, realizarse estudios médicos, prueba de VIH, y tener el aval del Consejo Técnico Interdisciplinario.

A esto, dijo Cruz, se suma la problemática de que si la interna falta en alguna ocasión a la visita, que recibe una vez a la semana, es eliminada de la lista y debe esperar 6 meses para reiniciar al trámite.

Recientemente, dijo Montserrat Rizo, Directora de Seguimiento de la CDHDF, la Subsecretaría de Sistema Penitenciario envió al organismo local un proyecto del "Instructivo de Acceso a los Centros de Reclusión del DF".

Con él se pretende regular la entrada de visitantes a las cárceles de la Ciudad, pero la CDHDF ya preparó observaciones, pues considera que de ser aprobado persistirían los agravios a la población penitenciaria, principalmente por los requisitos para que ejerzan sus derechos sexuales y reproductivos.

Rizo criticó incluso que las autoridades penitenciarias utilicen la visita íntima como medio para sancionar a las y los internos.

Durante el Seminario Internacional de Salud Penitenciaria, Daniela A. Arcuri, asesora de la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario Federal de Argentina, reconoció que la reglamentación en la materia, utilizada en aquel país, afecta la sexualidad de los reos.

En las prisiones de Argentina, señaló, en caso de detectar alguna enfermedad de transmisión sexual entre los internos, se les asesora y se atiende el problema, sin que se le restrinja la visita.

Rosalinda Salinas Durán, Segunda Visitadora de la CDHDF, señaló que el exceso de requisitos para que las internas ejerzan este derecho es un castigo que se suma a la pena de prisión, y lamentó que las autoridades penitenciarias argumenten que por medidas de seguridad no pueden permitir el libre acceso a todas las personas.

Si fuiste testigo de un acontecimiento y quieres denunciar algo o compartir tu punto de vista sobre un tema, entonces envía tu aportación a TÚ REPORTERO y lo publicamos.

Sigue a Terra Noticias en tu móvil m.terra.com.mx

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias tablet.terra.com.mx

Reforma