1 evento en vivo

Miran a Copenhague última oportunidad contra el cambio climático

La ONU analizará eventuales repercusiones del cambio climático en la seguridad y debe tener en cuenta los puntos de vista de los Estados miembro

4 jun 2009
18h04
  • separator
  • comentarios

Bruselas.- El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, afirmó hoy que la cumbre de las Naciones Unidas en Copenhague es la "última oportunidad" para combatir el cambio climático y evitar que alcance niveles peligrosos.

Miran a Copenhague última oportunidad contra el cambio climático
Miran a Copenhague última oportunidad contra el cambio climático
Foto: Getty Images / Terra Networks México S.A. de C.V.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, Dimas reclamó más ambición en las negociaciones internacionales del acuerdo global que sustituirá al Protocolo de Kioto.

Dimas recalcó que Copenhague es la única manera de evitar que se produzcan las consecuencias catastróficas de las que alertan los científicos para 2050, cuando más de mil millones de los jóvenes que habitan el planeta hoy aún estarán vivos.

Alrededor de 325 millones de personas se ven gravemente afectadas por el cambio climático y cerca de 315.000 mueren anualmente a causa del hambre, la enfermedad o los fenómenos meteorológicos extremos que provoca el calentamiento global, según un estudio del Foro Humanitario Mundial.

Las pérdidas económicas que genera este fenómeno se elevan a más de 125.000 millones de dólares anuales, afirma la Comisión Europea (CE), que también recuerda que está previsto que estas cifras aumenten considerablemente a lo largo de los próximos veinte años.

Por ello, es "indispensable una actuación urgente y ambiciosa a escala mundial" y que esta necesidad quede reflejada en el ritmo y el contenido de las negociaciones internacionales.

La CE considera, además, que "corresponde a los países desarrollados marcar la pauta".

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), los países desarrollados deberían reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 30 por ciento como mínimo antes de 2020 con respecto a los niveles de 1990.

La UE ha fijado su objetivo de recorte de emisiones en un 20 por ciento, que pasará al 30 por ciento si se alcanza un acuerdo global en Copenhague.

compartir

publicidad
publicidad